UNQ: II CONGRESO NACIONAL DE ECONOMÍA SOCIAL Y SOLIDARIA

Convocado por la RUESS (Red Universitaria de Economía Social y Solidaria) se realizó el II Congreso Nacional de Economía Social y Solidaria en la Universidad Nacional de Quilmes bajo el lema:

«La economía popular ante la crisis. Por la defensa de derechos y hacia una economía social y ambientalmente sostenible». 

El Congreso contó con la presencia de académicos, rectores, dirigentes del sector de todo el país, y doce mesas de discusión que abarcaron diversas temáticas como: formación y capacitación, mercados y comercialización, problemáticas socio-ambientales, turismo y desarrollo económico, cultura comunitaria e innovación tecnológica. Además, tuvo la particularidad del uso de la moneda Chasqui, que tal como contó #Ansol (Agencia de Noticias Solidarias), sirvió para que los participantes cuando abonaban el ingreso al encuentro, contaran con un bono para acceder a productos de la feria emplazada en el lugar. 

En representación de FEDECABA, una de las participaciones fue la de su síndico, Jonathan Katz, en la mesa de Trabajo y Autogestión. Cooperativas de trabajo y empresas recuperadas, quién compartió algunas impresiones del encuentro: «Historias cruzadas, militancia y trabajo en torno a la discusión de un proyecto político y de sociedad. Nosotros, como Proyecto Wow, hablamos sobre nuestro trabajo en relación al software y la tecnología, Ayelén de Esquina Libertad, una cooperativa que trabaja con presos, Silvia Díaz desde La Cacerola o Fabián de La Litoraleña, todos y todas expresamos una discusión que hay que unificar para hacer más fuerte la voz de nuestro sector».    

Por otro lado, también –y a pedido de las autoridades de la universidad- se presentó el nuevo trabajo del Sec. De Empresas Recuperadas de FEDECABA, Andrés Ruggeri: Autogestión y Revolución. El libro, según su autor, “busca reflejar los procesos históricos de la autogestión pero desde una mirada actual, por eso recorremos esa Historia con un análisis que estudia semejanzas y diferencias de esos procesos y las respuestas a cada problema que ha aparecido. En la Revolución Rusa, en la Guerra Civil Española, y en tantos otros momentos -más allá de la diferencia de coyunturas- hay elementos que podemos rescatar para pensar nuestra actualidad”.