Se presentó el 8vo número de Autogestión

En el histórico Hotel Bauen se presentó la 8va edición de la revista “Autogestión para otra Economía”. Con la energía del Foro de Ferro intacta, se plantó la estrategia: “Sólo nosotros/as podemos construir un programa desde y para el sector que sea de desarrollo y no de supervivencia”.

Cincuenta páginas tiene el nuevo número de la revista dirigida por Andrés Ruggeri, Secretario de Empresas Recuperadas de nuestra federación, y director de «Facultad Abierta«, el programa que documenta y estudia hace más de 15 años desde la UBA las empresas recuperadas y la organización autogestiva en la Argentina.

La Agenda programática que se presentó en Ferro en el pasado #ForoCooperativoFederal, el buen comer desde la experiencia del periodista Roly Villani, la participación de las mujeres en las recuperadas, la experiencia del Sindicato Mexicano de Electricistas, la reforma constitucional en Cuba y las cooperativas, son algunos de los temas abordados en este nuevo número.

El pasado Miércoles en el histórico Hotel Bauen se presentó el nuevo número de la revista con la participación del periodista Roly Villani, Luis Baini de la Coop. La Litoraleña, Juan Pablo Della Villa de la UTT (Unión de Trabajadores de la Tierra), Joaquin Fernandez Sancha de la CNCT, Marina Joski de CTEP CABA, Silvia Díaz de la Coop. La Cacerola y de FACTA (Federacion Argentina de Cooperativas de Trabajadores autogestionados), y nuestra dirigente, Julia Cófreces.

Roly planteó en la apertura sobre su investigación en relación a los alimentos: «Vinimos a intentar unir dos tendencias: propiedad de las empresas. Y la otra que la comida abandone el perfil industrializado que conlleva serios inconvenientes». Asimismo, el representante de la agricultura cooperativa, Della Villa, puso en palabras su surgimiento: “Nacimos con carácter gremial y por una impronta cooperativa. No nos ayudó el contexto pero la idea surgió como una idea de reconquista de derechos”. ¿Cuáles son los desafíos de vender fruta y verdura sin intermediarios? Al respecto manifestó:

“Luchamos contra un sector que también está en la calle como nosotros, pero con un gran paquete tecnológico, con recursos, con capital. La discusión es: ¿Dónde pones tus $300 de verdura? En las mismas cadenas de siempre o en una que cambie tu forma de comer y la de comercializar sin agroquímicos. Hace 60 años que no nos preguntamos cómo comemos.”.

Muchos de estos problemas, así como la necesidad de financiamiento o las tarifas circularon en las comisiones del Foro en Ferro. Luis Baini, de La Litoraleña, comentó, como ejemplo, la difícil actualidad de su empresa: “Somos una recuperada de fábrica de Pascualinas y pastas en conflicto judicial. Tenemos una matrícula por un año después de una larga lucha, se venció y estamos en la última instancia de cómo se va a resolver el tema del remate de nuestro edificio. Somos 50 personas y estamos pagando $117.000 de luz.”

Por su parte, las mujeres autogestionadas dejaron los balances para el cierre. Para Marina Joski de CTEP, se “necesitan políticas activas para salir a producir como trabajadores/as, hay que discutir la soberanía: la tenencia de la tierra, de los espacios, necesitamos obtener reconocimiento y nuestra propia lógica”. Y dejó un desafío para la próxima etapa: “Necesitamos intervenir la cadena de producción, distribución y comercialización, sino nunca vamos a dejar de ser paralelos al esquema productivo real”.

Por su parte, Silvia Díaz de “La Cacerola” y FACTA expresó su alegría por lo construido e instó a redoblar el esfuerzo: “Queremos que nos escuchen, queremos llegar y que nos valoren…No dejo de saludar a quienes vinieron a Ferro, pero necesitamos escucha mucho más arriba.”. Y luego extendió la convocatoria para sumar más voluntades al #ProgramadelaAutogestión: “Necesitamos ayuda de profesionales para enriquecer el programa, los foros regionales: estamos discutiendo en San Martín, Mar del Plata, en Corrientes y en La Rioja”. Quién también hizo una convocatoria, fue nuestra Secretaria, Julia Cófreces, al pedir que “militemos y difundamos la revista que es nuestra, de todos/as”, pero además reflexionó:

“Cada autogestionado/a tiene algo en común: todos/as elegimos este tipo de organización para poder trabajar, nos hicimos cargo de nuestras necesidades y por eso estamos pensando cómo salir de la crisis y no solo eso, sino cómo no vamos a volver a caer.